Nuestra habilidad

La perfumería es un arte científico. Un arte amaestrado por el perfumista, quien a depositado en su órgano 6000 olores diferentes, cada uno posee su propia personalidad.

La nariz debe asociar los olores, unirlos en harmonías sutiles hasta obtener el acuerdo perfecto que nos encantara. Es un arte muy complejo.
El perfumista debe tener en cuenta, de su tenacidad pero también del grado de volatilidad de las diferentes esencias que entran en la composición y la reacción con la piel.

El control de calidad interviene a todas las etapas de la producción. Una muestra testigo se guarda de cada cuba para asegurar una calidad constante.