Grasse y el perfume : una historia antigua

En su origen, los perfumes tenían una función religiosa, como la mirra, el incienso, el iris, el lotus, el azafrán, el styrax o storax que significa árbol o bálsamo.

Los hebreos los conocieron en Egipto: la biblia habla mucho de aceites, unciones, aromatas o incienso. Los reyes magos llevaron al niño Jesús oro y mirra.

Los perfumes atravesaron los siglos a veces místicos o médicos, y estéticos.

A mitad del siglo 16, Catarina de Medicis se canso de los perfumes exóticos que venían de Oriente. Oyó hablar del Mediterráneo, de sus flores las más olorosas, encargo a un sirviente, al florentino Tombarelli, de transformar con su arte, los pétalos salvajes en esencias preciosas.

Grasse era célebre por sus pieles. Los fabricantes de pieles utilizaban las esencias naturales de la región para anular el olor del cuero. Rápidamente nació una nueva corporación la de los guanteros perfumeros. Desde entonces, la industria del guante fue abajo poco a poco y los fabricantes abandonaron las pieles para el perfume en el siglo 18.

Links

Alta en Buscadores
Alta en Buscadores