La fabricación del perfume

La fabricación del perfume se desarrolla en cuatro etapas:

Etapa 1
El perfumista compone una mezcla odorante con las tres familias de productos aquí arriba. Se llama la base perfumada. Esta base será después diluida con alcohol.

Etapa 2
Se vierte la base perfumada en una cuba de alcohol según la concentración deseada y se añade agua para completar y ajustar el grado alcohólico.

Etapa 3
La mezcla terminada, empieza la maceración. Es una etapa muy importante durante la cual la mezcla se estabiliza y da al perfume toda su potencia. Dura más menos quince días.

Etapa 4
El hielo: consiste en enfriar la mezcla para separar las ceras, elementos que podrían enturbiar el perfume. Esta mezcla se pasa por un filtro para obtener un perfume claro.